Logo Club Rotarios
Logo Bandera de la Paz

 

Misión cumplida...regresa el Zamná a Cozumel

El trimarán llevó su mensaje de paz a 13 puertos de América y Europa. Regresa a casa con la satisfacción de haber cumplido la travesía.

Regreso del zamná a cozumelTras 135 días de viaje, 13 puertos de América y Europa recorridos y más de 13 mil millas náuticas acumuladas; el trimarán Zamná regresó a Cozumel la tarde del viernes. Los cozumeleños recibieron al barco y su tripulación con un desfile y música. Cesar Benjamín Viveros Cubillos, capitán oficial del navío dijo que lo más duro de la travesía, no solo para sino para todos los tripulantes, fue extrañar a la familia.

Por su parte el Capitán Honorario Vital Alsar Ramírez, dijo que se ha sembrado la semilla de la Paz en Cozumel, en México y todo el mundo.
 
Por su parte Juan Pablo Tec Chin, niño mensajero de la Paz que visitó puertos en Europa dijo sentirse orgullo de haber participado en el proyecto que patrocino Manuel Díaz Rubio y que el Gobierno de Cozumel acogió como suyo.

Desde las 13 horas del viernes se podía ver en el horizonte la silueta del Zamná que con buen clima se acercaba a Cozumel donde sus habitantes que los vieron partir el 26 de Agosto de 2009 los esperaba en el muelle San Miguel de Cozumel.

 

 

Sara Latife Ruiz Chávez, secretaria de Turismo del Estado de Quintana Roo acudió en representación del Gobernador Félix González Canto para acompañar al presidente municipal Juan Carlos González Hernández en la ceremonia de recepción.

César Viveros, capitán oficial del barco expresó que el marino se encuentra con la familia adecuada y que comprende su trabajo. La familia, la comida, la música y el folklore de México se extrañó todos los días.

Mientras lanzaba miradas a su pequeño hijo al que no veía desde que se embarcó en la travesía, el capitán expresó que la presencia de los niños mensajeros fueron una bocanada de aire para los miembros de la tripulación, 16 en total y la mayoría de ellos subieron al barco sin experiencia y que regresan a la isla convertidos en marinos.

Familiares de estos, mexicanos y españoles, se fundieron en llanto con ellos cuando finalmente se les permitió subir al barco.

"Creo que el mensaje de Paz se deben de dar desde todos los ámbitos, no solo en una travesía, si en todos los aspectos de la vida diaria", subrayó para luego agregar que ahora queda concretar el hermanamiento con los lugares en los que tocó puerto el trimarán.

Instantes después Juan Pablo Tec se dijo dispuesto a emprender un viaje similar a este, ya que fueron bien recibidos en todos los sitios que se visitaron. No ocultó su alegría por regresar a Cozumel y al mismo tiempo la despedida con los miembros de la tripulación le provocaban nostalgia pues se convirtieron en una familia.

Tras la recepción los tripulantes del navío fabricado en Alvarado Veracruz, con 12 diferentes tipos de maderas, encabezaron un desfile por la avenida Rafael E. Melgar, hasta llegar al Centro de Convenciones donde se les entregaron reconocimientos.

Los niños embajadores de la Paz, Carlos Antonio Angulo Carrillo, Juan Pablo Tec Chim y Alejandro González Estrada también fueron homenajeados junto al patrocinador del proyecto Manuel Díaz Rubio.

Al evento asistieron representantes de las más de 115 escuelas e instituciones civiles que recibieron la bandera de la Paz en la ínsula.

La titular de Turismo en la entidad solicitó al presidente municipal que el Cabildo de Cozumel apruebe que una calle de la ciudad lleve el nombre de la embarcación, solicitud que fue bien recibida al igual que el anuncio de que el barco será propiedad de los cozumeleños como se lo comunicó Manuel Díaz.

Vital Alsar reconoció la visión de Juan Carlos González, quien aceptó la Paz en su comunidad luego de que muchos gobiernos de otros lugares negaron su apoyo.

"Ninguno tuvo la visión a futuro en este proyecto que seguramente dará frutos, no sólo para Cozumel, sino para el país y el mundo como un claro ejemplo de que se puede hacer algo para preservar este valor humano universal que es la Paz", recalcó el navegante.